lunes, 18 de julio de 2011

karma

Se escuende *
entre las sábanas
juega con el hilo
que moja el colchón.

Me morde *
sin fuerza
cree que es una pantera
pero es un pichón

Llora cuando me baño
llora cuando meo
llora cuando salgo
llora cuando vuelvo
Llora. Porque extraña.

Iris amarillo por donde lo mires
pancita esponjosa,
nariz con forma de corazón,
bello atigrado, cola inquieta
alarma prendida todas sus horas,
sin descanso.

En el miedo me envuelve
transmite calma.
no es un coche pero tiene motor,
y hace ron ron.

Ella usa su imaginación:
las bolsas son cuevas
las cajas son casas
las hojas son bichos
y la estufa es el sol.

El mejor karma
ama el sillón
extraña al novio
que se mudó
y ahora nos llora a los dos.



*lenguaje interno

4 comentarios:

Flowers dijo...

jaja buenísimo, dulcísimo.

Sebastián dijo...

gracias corazón!
se nota que es para mi gata no?
:)

Tely dijo...

ME MORÍ DE AMOR!!!!
yo también suelo escribirle a mi gato!!
Me EN-CAN-TO!

Sebastián dijo...

Gracias tely! mi gata es digna de toda la inspiración (L)