lunes, 16 de noviembre de 2009

Pies de elefante

Me encuentro en blanco, tomando desiciones importantes para mi vida, para mi futuro.
Tengo pies de elefante y a cada paso que doy se me achican las opciones y se me agrandan las dudas.
Tomando siempre en cuenta que soy un despistado, sería mejor no hacerlo cuando involucro a otras personas. En las relaciones humanas estamos todos atados por una soga invisible, cuando uno se tropieza todos caen. Y yo me caí muchas veces, pero me sigo levantando, como quienes me siguen.
En mi mente hay 5 continentes nuevos, todos luchan por el poder, la 3ra guerra mundial,
todos por un único tesoro: El equilibrio.
Aunque el camino esté marcado por errores, al final todo error será parte de un rompecabezas vital para la estabilidad. Errar es aprender, la felicidad es en presente, es un momento, y como un fotógrafo paranormal, capturar ese instante nos hace dueños de nuestra suerte.
Empujemos la carroza a través del bosque crujiente.
Por debajo de la tierra, descansan nuestros errores reducidos a huesos..
Para ser eternos, seamos dignos a nosotros mismos, la verdad ante todo.
Para ser eternos, pies de elefante ante todo obstáculo.
Para ser eternos, ser para permanecer en la memoria de alguien y no volvernos polvo.

3 comentarios:

Leda.- dijo...

Venía para decirte que tenías que ponerte a escribir porque hacía días y con ellos semanas que no te leía, pero me encuentro con "Pies de Elefante", y me encannnnta, sencillamente mencanta. Mucha identificación y eso es bueno!

Muá!.-

damian dijo...

muy bueno!!! sensible, sencillo y profundo...

Flowers dijo...

Errar es aprender dependiendo de las ganas. Aprender es sólo para los que no queremos quedarnos cómodos repitiendo historias.


(Noto que le preocupa la trascendencia y que tiene un gran sentido de la responsabilidad para con el otro... ¿Es así?)