jueves, 10 de junio de 2010

IngenuO



Me abrigué con frío.
Y que frío!
Y no contaba con que ese frío me congelaba la espalda.
[Creí que eso era calor]
Me saqué el abrigo y estaba desnudo.
Y sin perro.
Y la gente era de plástico como los soldaditos de juguete.
[Creí que eso era la tierra de mis raíces]
Amagué a llorar.
Pero me contuve.
Creo que nunca tuve tantas ganas de explotar.
Y de explotarte
[Creeme]
Pero en esa duda encontré la respuesta a mi problema.
A mi soledad y a la tuya.
Yo limpio mis penas con amor, vos con arena
yo te siento, vos te mentis
quiero que tu aliento sea el mío
pero cerras la boca.

Igual que tu cabeza.
[Y todavía creo - como le creí a papa noel - que me regalaras tu sonrisa]

1 comentario:

Unknown dijo...

A tiempo o destiempo, darse cuenta cuan cerrado está el otro es siempre un avance!