martes, 3 de marzo de 2009

Stop

Se venció mi piloto automático.
Me venciste.
Dejé de agarrarme, besarme, hablarme, mirarme, tocarme, creerme, callarme, olerme, quererme, cogerme...
y abrí los ojos y quise hacer todo eso con vos.
Pero vos ya habías arrancado, y me habías dejado atrás.
El punto muerto de mi partida será algún día solo un recuerdo, y alguien será mi presente y mi futuro.

Por ahora estoy solo, y soy responsable de todas mis acciones.
La nostalgia que ataca a la noche es gris como Lanús y melancólica como el suicidio de un hipocampo.

4 comentarios:

Etereo Desliz dijo...

"too fast, too fast for love" como diria el tema de Motley

emix dijo...

realmete me sorprendi me gusta mucho tu blog! asi que no solo compartimos el signo sino que somos vomitadores de sentimiento! enhorabuena por el descubrimiento! saludos! prometo relevar antes! je

Etereo Desliz dijo...

metámosle pila a la literatura que lo hacemos bien, sebas.
Hay que acelerar las letras, despatarremos palabras, asesinemos la existencia!
(firmame, loco ja!)

Florencia.. dijo...

hey hey gracias! ^^
muy bueno tu blog tambien
saludos!!!!