viernes, 26 de diciembre de 2008

Onírico es el cuento

Se suceden en mi vida circustancias que cansan:

"Mi amor, te presento a tu futuro amor."

Otra vez la venda en tus ojos y te olvidas de mi y de todos.
Entonces cada vez que pisamos el mismo suelo,
yo no piso mas...
no veo mas,
no escucho mas,
no VIVO mas.

No te pido nada pero te pido todo.
Te entiendo pero no la entendes.

Ahora, hay que pensar las cosas que se le dicen al corazón.
Para algunos la atracción cuesta un día, cuestan dos
para otros es una eternidad, es una vida, sos vos.

El corazón es un abuelo loco y autista que se encierra en una cabaña esperando que lo vengan a buscar.

Y yo el soltero que escarva y escarva en un pasado lleno de tesoros que hoy debe tener algún pirata de aguas negras.
Te sigo mirando con la misma luz, pero vos me traes realidad y me cortas la antena al cielo.

Es como despertarte de golpe del mejor sueño y enterarte que no era real.

Lo peor, es que yo no debería haberte soñado jamás, pero soy curioso.
Y te ví.

1 comentario:

mel dijo...

Y te ví-

Cerraste de una el escrito y fue tan directo que no se necesitaban mas palabras. Y lo explicaste asi, tal como es.
Tal cual-.

Saquis vos hablabas de verguenza sana y felicidad vergonzosa. Yo hablo de realidades y también te cuento
que espero jamás provocar eso ante alguien, esa dualidad de incomodidad, dolor o de no entender. esa furia que uno siente no?..

espero!.. porque tampoco quisiera sentirlo yo.
Aunque todos pasamos x eso.

Te adoro.